Tátraka. Cuidando tu vista.

20 de enero del 2017

 

Hablamos hoy de yoga para nuestros ojos… TÁTRAKA.

Tátraka significa mirar fijamente en contemplación. Con Tátraka, fortalecemos los músculos de los ojos, párpados, lagrimal. Mejoramos la visión, el dolor de cabeza, la concentración, la memoria, nos induce a un estado de descanso y paz.

Después de horas delante de una pantalla de ordenador o similar, de estar leyendo, escribiendo o haciendo cualquier actividad que obligue a la vista a trabajar demasiado tiempo, deberíamos darles un descanso. Hay oftalmólogos que nos dicen que este descanso deberíamos hacerlo cada hora, dejando la actividad y variando el enfoque de los ojos, es decir, focalizando la vista en puntos lo más lejanos posible para luego volver.

Os explico este Tátraka, que se puede realizar en cualquier sitio, lugar de trabajo, escuela, en casa, para trabajar y darle a nuestros ojos un descanso.

tatraka1Siéntate cómodamente, con tu espalda erguida, pies bien apoyados en el suelo y manos sobre las rodillas. Eleva tus brazos hasta que queden paralelos al suelo, junta tus puños con los dedos pulgares fuera. Fija tu mirada en la uña de uno de tus dedos, deja la otra mano sobre tu rodilla. A continuación empieza a desplazar el brazo hacia el lado que le corresponda, sin dejar de tener la vista fijada en la uña, cuando veas que vas a perder el punto de visión, párate, acercalo hacia tí, vuelve a alejarlo donde estaba y luego, sin dejar el contacto visual, vuelve a llevar el brazo hacia el centro.tatraka3

Sube a la misma altura el otro puño que descansaba sobre tu rodilla, cambia el punto a fijar. Pon tu vista a la otra uña del pulgar del brazo que acabas de subir, baja a descansar el brazo con el que acabas de hacerlo. A la vuelta, haz el cambio de la misma manera.

Intenta no parpadear mientras realizas el Tátraka, seguro que tendrás un poco de picor en los ojos, están trabajando.

Realiza estos pasos dos veces hacia cada lado.

 

tatraka2Al acabar, cierra tus ojos, deja que se vuelvan a lubrificar. Luego de unos instantes, frota fuerte tus manos, la una con la otra, para generar calor entre ellas, y seguidamente pon cada una de tus manos sobre un ojo, como si fueran cazoletas, dejando que la calor de tus manos se filtre a través de tus párpados hacia los ojos. Después de unos momentos, date un suave masaje llevando tus manos desde el interior de los ojos, en la zona del lagrimal, hacia fuera.

Puedes acabar si quieres siguiendo con un suave masaje por toda la cara. Luego poco a poco abre tus ojos y continúa con tus tareas.

Otro Tátraka que podemos realizar es mirando fíjamente en el centro de la llama de una vela. En otro post os lo explicaré.

No os olvidéis de cuidar de vuestros ojos!! Feliz 2017!

Om Shanti.

Marga Martin