Los chakras.

17 de enero del 2021

¿Qué son los chakras?

La palabra CHAKRA proviene de la lengua sánscrita y significa ‘Rueda’ o ‘vórtice’.

Estas ruedas o vórtices, son centros energéticos de la persona situados en su campo etérico (energético) y son en realidad los que nos dan vida.

Los antiguos yoguis ya lo sabían y de ahí que lo cogieran como base importante para sus prácticas y cuidado de la salud espiritual, mental y física, para a su vez, ir trascendiéndolos hasta llegar al samadhi o iluminación.

Y pongo en este orden, salud espiritual, mental y física, ya que si no se cuida el sistema energético (espiritual) nos acaba afectando al mental y si no se cuida el mental, acaba somatizando en el físico.

Normalmente se habla siempre de 7 a 9 chakras principales, repartidos a lo largo del cuerpo, pero hay de más pequeños en otras zonas del mismo.

Los 7 chakras principales de los que se suele hablar en yoga, tienen su ubicación desde la base del cuerpo en la zona del periné hasta la corona, por encima de la cabeza.

Son vórtices de energía en conexión unos con otros, como si fueran las ruedas de un reloj, de tal manera que hacen que la energía fluya por todo el canal energético del cuerpo llamado sushumna nadi, y de aquí a sus otros nadis (canales) o meridianos, llegando a todo el cuerpo.

Los chakras coinciden con el sistema endocrino del cuerpo, por lo que cada uno de estos centros, afecta a la parte física donde están situados, a los órganos y a sus glándulas.

Cuando estos chakras están trabajados y en equilibrio, y se produce una ascensión de la energía desde el chakra raíz (periné) hacia el chakra corona (cabeza), en forma de serpiente (la cual es representada en muchas imágenes), lo que se conoce como Kundalini, aportándonos salud y bienestar.

Cuando uno de los chakras no está en equilibrio, desequilibra al resto, por lo que la energía no llega a fluir como debería, dando paso a disfunciones, energéticas, mentales y físicas.

Al practicar yoga ayudamos, con pranayamas, asanas y meditación a equilibrarlos, sintiendo ese beneficio al final de la clase y horas después de la práctica.

A cada chakra se le asocia un nombre, un color, una imagen, un bijamantra (semilla de mantra. Sonido-vibración), con los que nos podemos ayudar a trabajarlos, así como también existen otras disciplinas, terapias y maneras de equilibrar los chakras, como el Reiki, meditación, cromoterapia, minerales, la comida, ect., …

A mi manera de ver, debemos de conocer más profundamente e incorporar, como algo fundamental, el cuidado de nuestro sistema energético, ya que de él depende nuestra salud.

Om Shanti.
Marga Martin